Uke y tori

https://static.wixstatic.com/media/829470_b2c8b42da6e44adaa67cab4484c32dfb.jpg?dn=uke+tori.jpgMuchos artistas marciales entrenan contra un oponente. El aikidoka entrena con un compañero: no hay competencia en aikido. En su lugar, cada practicante es la mitad de un todo, cada uno con igual responsabilidad en la experiencia del aprendizaje.

Las técnicas del aikido se relacionan frecuentemente con la palabra waza (技), que en japonés se traduce como técnica, arte o habilidad. Es habitual que la práctica se realice entre dos compañeros que ejecutan formas de ataque y defensa. Uke (受け), término derivado del verbo japonés ukeru – recibir -, es entonces el que recibe la técnica que ejecuta su compañero, tori (取り), también frecuentemente denominado nage (投げ) cuando efectúa una técnica de proyección.

La acción llevada a cabo por el uke se llama ukemi (受 身) y constituye el arte de saber responder adecuadamente a un ataque. Un ukemi fluido es la única posibilidad que tenemos de salir airosos de una proyección potente. Ejecutar un buen ukemi requiere atención a la técnica, a la pareja y al entorno inmediato; esto convierte a uke en un sujeto activo, no pasivo. La caída en sí permite a uke, de forma segura, proyectarse sin ponerse en peligro y volver a una posición de ataque mediante un movimiento fluido. Tori debe tener en consideración varios factores: la capacidad ukemi de uke, el espacio físico disponible en el tatami, las armas en juego y el resto de practicantes que se encuentren cerca.
.
Ambas partes del entrenamiento, uke y tori, se consideran esenciales en aikido. Compartes principios: cómo mezclarse, cómo adaptarse. El papel de tori enseña a controlar y dirigir la energía; el de uke, a ser flexible ante las desventajas y a responder ante situaciones que lo desequilibran. Uke necesita armonía para intentar recuperar el centro perdido y cubrir las debilidades, como una zona expuesta del cuerpo. Tori, por su parte, aprovecha su posición y el momento para mantener a uke vulnerable y desequilibrado.
.
Contrariamente a lo que pueda pensarse, uke desempeña el papel más difícil. Uke tiene la tarea de ofrecer a su pareja un ataque honesto. A primera vista, esto parece bastante simple. En realidad, no lo es. Habrá que poner en juego sinceridad y sensibilidad. Un ataque honesto es más que un ataque preciso o potente; es un ataque consciente de la situación del otro. Debe favorecer el máximo rendimiento sin tensiones innecesarias. Si un cinturón negro experimentado atacara con gran potencia a un principiante, sería una acción no solamente intimidante, sino irresponsable. Así pues, no demasiado fuerte; tampoco demasiado débil. Al cabo de un tiempo, la repetición constante de un movimiento correcto, firmemente ejecutado, conducirá a la técnica natural mas poderosa.
.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s